Terapia prueba 4

Este artículo analiza sucintamente los dos sistemas que componen el sistema nervioso autónomo y algunas de las hormonas que modifican sus comportamientos. Es una primera aproximación “orgánica” a una […]

1
2
3
4
5
Beneficios
Muy bajo
Bajo
Medio
Alto
Muy alto
Ef Secundarios y precio
Muy bajo
Bajo
Medio
Alto
Muy alto

Beneficios

Evidencia disponible
4
Potencial terapéutico
4
Biodisponibilidad
3
Facilidad aplicación
5
Facilidad obtención
1
Riesgo (ef.secundarios
1
Coste
2

Posibiles mecanismos de acción antitumoral

Metabolismo -> Autofagia -> Inhibidores de últimas etapas de autofagia
Metabolismo -> Equilibrio Redox

Información destacada

Notas

Son dos vías del sistema autónomo que controlan el trabajo involuntario del organismo. La vía adrenérgica implica el uso de adrenalina y norepinefrina y la colinérgica el de acetilcolina.

Un receptor adrenérgico responde a la influencia de epinefrina y norepinefrina, y uno colinérgico responde a la acetilcolina.

Las neuronas del sistema simpático tienen receptores adrenérgicos (los alfa son receptores post sinápticos que actúan sobre todo en procesos de estimulación, y los beta en procesos de relajación). En las sinapsis dentro de los ganglios simpáticos, las neuronas simpáticas preganglionares liberan acetilcolina, un mensajero químico que se une y activa los receptores de acetilcolina nicotínicos en las neuronas posganglionares.

En respuesta a este estímulo, las neuronas posganglionares liberan principalmente noradrenalina (norepinefrina). La activación prolongada puede provocar la liberación de adrenalina (epinefrina) de la médula suprarrenal. Una vez liberadas, la noradrenalina y la adrenalina unen los receptores adrenérgicos en los tejidos periféricos.

Ambas son catecolaminas, junto con la dopamina (otra hormona/neurotransmisor, producida en numerosas zonas del sistema nervioso), y las tres se sintetizan a partir de la tirosina, que a su vez o bien proviene de fuentes dietéticas directas o bien se sintetiza a partir del aminoácido esencial fenilalanina. Como vimos, las hormonas tiroideas proceden del mismo sustrato básico: tirosina.

Únete a Oncología Metabólica.

Unirme