.

.

.

.

.

¿Quiénes somos?

Me llamo Alfonso Fernández y NO soy oncólogo, ni médico, ni estudié ninguna otra profesión sanitaria. Tampoco soy científico profesional.

El plural que uso en ese “¿Quiénes somos?” no es para darme importancia, sino porque lo que estás visitando contará con la participación de muchos enfermos, familiares, científicos, ciudadanos despiertos y sanitarios con ganas de encontrar combinaciones revolucionarias de terapias que les ayuden a ellos y a todo el grupo. Ojalá también sea obra tuya.

Pero me atrevo a lanzar este proyecto por dos motivos:

  1. Porque llevo en la trinchera más de una década. Investigando, leyendo miles de estudios y dejando consignadas esas investigaciones en centenares de artículos y en 4 libros (que serán 7 en el futuro).

Pero también porque he sentido el mismo dolor que tantos seres queridos de enfermos experimentan cada día. Y la misma sorpresa que tantos han experimentado al descubrir que decenas de terapias con enorme utilidad potencial se desprecian por motivos oscuros.

  • Porque estoy en contacto desde hace años con centenares de enfermos y decenas de científicos y médicos que apoyan mis conclusiones y llevan tantos o más años aún que yo poniéndolas en práctica.

Gracias a todos esos contactos con tantas personas extraordinarias, mi voz en este proyecto será sólo una de entre muchas, que saben mucho de cáncer por 3 razones fundamentales:

  1. Por vivirlo en sus carnes cada día, en ellos mismos o en seres queridos que sufren la enfermedad, y cuya experiencia les aporta una sabiduría extraordinaria.
  2. Por estudiarlo y analizarlo con mente científica (de forma profesional o no) y saber que algo funciona terriblemente mal en el sistema que dice intentar “curar” la enfermedad.
  3. Por ser profesionales sanitarios hartos del sistema, que tratan cada día a los enfermos y conocen de primera mano tanto los problemas que estos deben afrontar como la eficacia potencial de muchos tratamientos que la medicina oficial desprecia.

Si no me conocías de antes, por mi blog Cáncer Integral, tal vez ahora mismo estés arrugando el ceño y pensando que es IMPOSIBLE que alguien que no haya estudiado medicina y oncología pueda saber de lo que habla respecto al cáncer.

Quizá creas que necesitas ir a un sitio donde gente con batas blancas escriban las frases hechas de siempre: “el cáncer es en realidad más de 200 enfermedades, fruto de mutaciones genéticas”, “la quimioterapia es muy eficaz”, “avanzamos espectacularmente en el tratamiento”, “todo lo que no contempla la medicina oficial es pseudociencia”.

Si ése es el caso y ya me has metido en ese cajón de sastre donde TODOS quienes se desvían del dogma son lo mismo, sin matices (ignorantes, estafadores o ambas cosas), este NO es tu sitio, te invito a dejar de leer y te deseo lo mejor: accede a cualquier medio sanitario mainstream y recibirás un catecismo tan tranquilizador como absolutamente falso e inútil.

  • Si crees que “mantener a raya el colesterol” es lo único que necesitas para prevenir las enfermedades cardiovasculares este NO es tu sitio.
  • Si crees que “la placa amiloide” es la causa del Alzheimer este NO es tu sitio.
  • Si crees que “comer más vegetales y menos animales” es la principal solución de los problemas de salud y lo que salvará al planeta, y que “las grasas saturadas son insanas” este NO es tu sitio.

Y NO lo es porque todos esos mitos están relacionados, y han sido inventados por un sistema hecho para ganar dinero, NO para curar o prevenir ninguna dolencia que tanto beneficio les produce.

Con el cáncer es lo mismo: se buscan muchos culpables distintos, atacables con docenas de moléculas patentables diferentes (lo cual maximiza beneficios) y se difama a quien quiere usar tratamientos baratos no patentables o a quien busca similitudes en todos los cánceres e incluso en todas las dolencias.

Sé que esta afirmación es demasiado monstruosa y, por tanto, inaceptable para muchos, pero la realidad es la que es y mejor que la asumas y hagas algo para impedir que el sistema te arrastre a su locura.

Porque el sistema YA ha encontrado la gallina de los huevos de oro y no la soltará: millones de sueldos y billones de dólares de beneficio dependen de que todo siga igual, aunque haya que seguir sacrificando la salud de miles de millones de seres humanos.

Pero si has aterrizado aquí y has leído hasta este párrafo quizá albergues al menos una duda terrible: la de que este sistema no pretende curar NADA y que sólo iniciativas ciudadanas heterodoxas podrán alcanzar soluciones prácticas.

Este proyecto es la parada final de una trayectoria estratégica que comenzó en 2012 con la publicación de un blog llamado Cáncer Integral. En él trataba de explicar lo que iba descubriendo conforme investigaba la enfermedad a través de miles de estudios científicos. Lo hice debido a la enfermedad de mi mujer, un glioma detectado en 2004 y que fue la causa de su muerte en 2017.

Cáncer Integral es un blog donde analizo de forma muy profunda y técnica aspectos metabólicos que todos los cánceres comparten, y esa profundidad me llevó a embarcarme en la escritura de un conjunto de 7 libros que constituyen una auténtica enciclopedia del cáncer.

En esa enciclopedia analizo decenas de terapias, pero faltaba un último paso: bajar a la tierra las hipótesis y poner en práctica, en el mundo real, terapias combinadas, concretas y específicas, usando el tan olvidado empirismo, gracias a la participación de centenares de profesionales honestos y valientes y de enfermos decididos a tomar las riendas de su salud. Unas riendas de las que el sistema se ha apropiado de forma paternalista y fraudulenta.

Por eso nace Oncología Metabólica.

Para saber más de este proyecto acude a la página de “¿Qué es OM?” o a la de preguntas frecuentes, o únete ya a nosotros.